Ocho consejos contra ataques de phishing que cualquier usuario puede seguir

ataques de phishing

Los ataques de phishing ofrecen una gran rentabilidad para los ciberdelincuentes. Y es que aunque pueda parecer increíble aún seguimos cayendo en la trampa de estos engaños que emplean suplantación de identidad digital para robar información, dinero, instalar malware o tomar el control de los sistemas atacados.

El phishing compite con el ransomware como la mayor amenaza en la ciberseguridad de equipos de consumo y se extiende en todo tipo de plataformas, de escritorio o móvil, o segmento objetivo, consumo o empresarial, a través de campañas de malware cada vez más sofisticadas y altamente efectivas, ya que solo requiere que una parte de los usuarios caiga en su «cebo» y «pique» para obtener rentabilidad.

El phishing empresarial (especialmente en movilidad) aumentó casi un 40% en 2020 con las industrias reguladas como las más atacadas y la atención médica, servicios profesionales y servicios financieros encabezando un listado que también incluye a la industria de la manufactura y los sectores gubernamentales.

Ocho consejos contra ataques de phishing

Aunque los atacantes están continuamente innovando para crear nuevas formas de engañar a las víctimas, la buena noticia es que la exposición a este tipo de ataques puede limitarse usando simplemente el sentido común. Los expertos de CyberArk han ofrecido unos sencillos pasos para hacer frente a esta amenaza y son los consejos básicos que te recordamos de vez en cuando porque los ataques de phishing se reproducen semana a semana, lo que indica una alta rentabilidad.

ataques de phishing

1. Elige bien a tus amigos digitales. Al igual que en la vida real, este consejo es muy práctico en el mundo digital. Si recibes un mensaje de LinkedIn o una solicitud de amistad de Instagram de alguien que no conoces, no respondas, no lo aceptes ni hagas clic en ningún enlace que aparezca en el mensaje.

2. No hagas clic en hipervínculos y enlaces de una fuente no verificada. Y recuerda que, incluso los correos electrónicos enviados desde fuentes conocidas, pueden generar problemas: el malware, el ransomware y los virus pueden propagarse al escanear tu dispositivo en busca de otras direcciones de correo electrónico y luego reenviarse a esas direcciones en mensajes supuestamente “enviados” por ti.

3. ¿Urgente? No tanto. Muchos correos electrónicos y mensajes de phishing intentan crear una sensación de urgencia, lo que hace que el destinatario tema que su cuenta o información pueda estar en peligro. Por eso, si recibes un correo electrónico sospechoso, que parece ser de alguien que conoces, lo aconsejable es que te comuniques directamente con esa persona. Y si el correo electrónico proviene de una organización, pero parece fraudulento, ponte en contacto con ellos a través del servicio de atención al cliente para verificarlo.

4. Di NO a los cuestionarios de personalidad y piénsate dos veces publicar tanto en redes sociales. Ya sabemos que los cuestionarios son una forma divertida de matar el tiempo, pero también la mejor manera que tienen los atacantes de obtener tus datos personales. Al igual que ocurre con tus publicaciones en redes sociales: piénsatelo antes de publicar demasiado. Los ciberdelincuentes pueden utilizar toda esta información personal para aprovecharse de ti y, aunque no seas consciente de ello, puedes estar revelando datos sobre tus contraseñas.

5. Desactiva la ubicación siempre que sea posible. Los atacantes pueden utilizar la información de tu ubicación para crear mensajes de phishing. Por ello, es aconsejable que desactives los servicios de ubicación cuando no los estés utilizando para que a los ciberdelincuentes les resulte más complicado ver esa información.

6. Protege tu ordenador y tu teléfono móvil. US-CERT recomienda instalar software antivirus y firewalls en los dispositivos personales y asegurarse de que estén configurados para actualizaciones automáticas. También es esencial separar el uso profesional y personal que das a los dispositivos, sobre todo, si estás teletrabajando. Recuerda no usar el teléfono de empresa para navegar por Internet, comprar online, echar un vistazo a las redes sociales o consultar tu correo personal.

7. Recupera el control de la carpeta de correo no deseado. Aunque no todos los mensajes de la carpeta de spam son correos de phishing, muchos de ellos sí lo son. Dedica tiempo a limpiar la carpeta de correo no deseado (o para configurar filtros para mantener la basura lejos de tu bandeja de entrada), y echa un vistazo a esta lista de CISA sobre cómo reducir el correo basura.

8. Protege tus cuentas digitales con autenticación multifactor (MFA). Las contraseñas deben ser lo más largas y complejas posible, y nunca deben usarse en más de un lugar. Muchas cuentas digitales, como el correo electrónico, la banca online o las redes sociales ofrecen la posibilidad de habilitar MFA para agregar una capa adicional de protección al proceso de inicio de sesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.