CÓMO SABER SI TU MÓVIL HA SIDO INFECTADO POR MALWARE Y MANERAS DE SOLUCIONARLO

Josep Albors | 04 May, 2022 | Ciberamenazas | No hay comentarios

A raíz de los numerosos casos de infecciones de personalidades y personas relacionadas usando el spyware Pegasus, son muchos los usuarios que han empezado a preocuparse por la seguridad de sus dispositivos móviles. Antes de volvernos paranoicos, hemos de aclarar que este tipo de software espía no se usa de forma indiscriminada contra todo tipo de usuarios y que los objetivos suelen estar muy bien elegidos por aquellos que tienen acceso a este spyware. Una vez aclarado este punto, vamos a ver qué tipos de amenazas pueden comprometer nuestro dispositivo, cómo detectarlas, eliminarlas y protegernos de futuras amenazas.

Diferencias entre Android y iOS

No deja de ser curioso que, al hablar del espionaje que han sufrido diversas personalidades a lo largo de los últimos años usando Pegasus, la gran mayoría de información disponible esté relacionada con infecciones a dispositivos de Apple. Esto puede tener varias explicaciones, como la mayor adopción que tienen los smartphones de esta marca en según qué perfiles, y, como bien indica Citizen Labs (responsable de la gran mayoría de investigaciones al respecto), su capacidad de realizar análisis forense en busca de infecciones por Pegasus se ha especializado en iOS y esto puede provocar que no sean capaces de detectar todas las infecciones sufridas en dispositivos Android.

Además, hemos de tener en cuenta que Pegasus es desarrollado por una empresa que invierte mucho dinero en descubrir agujeros de seguridad sin solución disponible que puedan explotar para conseguir su objetivo de comprometer los dispositivos móviles. Tampoco es la única empresa de este estilo que existe y cada una de ellas tienen sus clientes, que lo usan contra cierto tipo de objetivos.

En este punto, es importante destacar que la propia política de Apple relacionada con las aplicaciones que se pueden instalar en sus dispositivos y los permisos que obtienen impide que una solución de seguridad de terceros pueda funcionar como lo hace en sistemas operativos de escritorio o incluso en el ecosistema Android.

Por un lado, eso es positivo para sus usuarios, puesto que impide que se puedan descargar e instalar aplicaciones maliciosas fácilmente, pero, por otro, provoca que los objetivos de software espía avanzado como Pegasus poco o nada puedan hacer para impedir que sus dispositivos se vean comprometidos.

En el caso de Android, Google permite más libertad a sus usuarios, incluyendo la posibilidad de instalar soluciones de seguridad de terceros. A cambio, también permite que un usuario se infecte si descarga una aplicación maliciosa y le concede los permisos necesarios. Además, Android sigue teniendo un grave problema con la fragmentación de las versiones de su sistema operativo. Mientras que los usuarios de iOS suelen actualizarse a las últimas versiones del sistema (instalando así también los parches de seguridad más recientes), una buena parte de usuarios de Android se quedan anclados en versiones antiguas y con múltiples agujeros de seguridad sin parchear.

Cómo pueden infectar tu teléfono

En un escenario habitual, y teniendo en cuenta que la gran mayoría de nosotros no somos el objetivo de costosos software espía, hemos de tener en cuenta que las amenazas que pueden infectar nuestro teléfono pueden ser variadas. De hecho, en algunos casos no es necesario instalar ninguna aplicación en nuestro dispositivo, puesto que los delincuentes se aprovechan de la ingeniería social para engañarnos y convencernos de introducir datos personales en sitios web de phishing, algo que afecta a usuarios de Android y iOS por igual. Con respecto a las tácticas más usadas para infectar dispositivos Android, entre ellas encontramos el uso de enlaces incluidos en emails, sms o a través de mensajería instantánea. Estos enlaces suelen redirigir a la descarga directa de una aplicación o a una web desde la que se solicita esa descarga. Esta es una técnica muy usada por los troyanos bancarios dirigidos a usuarios de Android, los cuales han experimentado un importante crecimiento desde el inicio de la pandemia.

Ejemplo de pasos indicando como instalar una aplicación fraudulenta que suplanta al BBVA

Además de esta técnica, los delincuentes también pueden hacerse pasar por webs de apps legítimas, suplantando a marcas u organizaciones reales, y que incluyen enlaces a la descarga de la supuesta aplicación. A lo largo de los años hemos visto varios ejemplos donde los delincuentes se han hecho pasar por actualizaciones de Google Chrome o Flash Player, pero también por instituciones españolas como la Universidad Carlos III, que han visto cómo han utilizado su nombre para propagar troyanos bancarios.

Hemos hablado de troyanos bancarios porque, al menos en España, representan la principal amenaza a la que se enfrentan los usuarios de Android, pero existen muchas otras como el spyware comercial que muchas veces suele usarse para espiar a las parejas sin que estas lo sepan, el adware, los keyloggersfalsas aplicaciones de criptomonedas que roban las criptodivisas de los usuarios o incluso hay casos de ransomware en dispositivos móviles Android.

Comprobando si tu teléfono ha sido infectado

Una vez conocidas alguna de las principales amenazas a las que nos enfrentamos, es importante aprender a reconocer los síntomas que una infección por malware puede presentar. En algunas infecciones podemos ver como la batería del dispositivo se agota más rápido de lo normal, se observan picos en el uso de datos (incluso cuando no estamos usando el dispositivo), las opciones de Wi-Fi y GPS pueden habilitarse ellas solas o pueden mostrarse ventanas emergentes que muestran publicidad o solicitan la instalación de apps.

Además, en algunas ocasiones puede observarse el icono de aplicaciones que no recordamos haber instalado, iconos que pueden ser similares a otros conocidos como los del navegador de Internet. También existe la posibilidad de que algunas aplicaciones empiecen a fallar, cerrándose inexplicablemente, e incluso es posible que el teléfono deje de funcionar y se reinicie.

Un síntoma común en algunas familias de malware para Android como Flubot y sus derivados es el envío masivo de mensajes a sus contactos y otros números, que pueden incluso pertenecer a otros países o tener una tarificación especial. Estos mensajes pueden suponer un importante coste para la víctima y esta debe sospechar tan pronto reciba una factura anormalmente elevada.

Por supuesto, si el dispositivo del usuario es víctima de un ransomware, los delincuentes se encargarán de que lo sepa, puesto que bloquearán el dispositivo o mostrarán un mensaje indicándolo.

Solucionando posibles infecciones

Si confirmamos que nuestro teléfono ha sido víctima de un malware es hora de pasar a la acción y hacer lo necesario para eliminar la infección. Para ello primero debemos identificar la aplicación sospechosa de estar provocando la infección, accediendo al menú de aplicaciones y revisando todas las que tenemos instaladas para, una vez descartadas las apps legítimas, proceder a desinstalar las que sean sospechosas.https://www.youtube.com/embed/dIIDh1AqUKQ?feature=oembed

A pesar de que en las últimas versiones de Android Google ha incorporado medidas de seguridad y condiciones para que las aplicaciones no puedan ocultarse a los ojos del usuario, es posible que, especialmente si contamos con muchas apps instaladas en nuestro terminal, no sepamos distinguir entre aplicaciones legítimas y las que puedan estar relacionadas con una infección por malware, con lo que la eliminación manual se complica.

Para ayudarnos en esta tarea, podemos instalar una solución antivirus para móviles Android como ESET Mobile Security. Esto nos permitirá realizar un análisis en el dispositivo en busca de apps maliciosas que estén comprometiendo la seguridad del teléfono y de los datos que almacenamos en él.

Evitando caer en la trampa del malware

Como suele decirse, “es mejor prevenir que curar”, y por eso, antes de tener que recurrir a una eliminación manual de una app maliciosa, algo que puede llevar bastante tiempo e incluso podría implicar la restauración del terminal a sus valores de fábrica, es importante tomar una serie de precauciones, empezando por la actualización del sistema operativo y de las aplicaciones que tengamos instaladas siempre que sea posible.

Así mismo, es importante contar con una copia de seguridad de nuestros datos para evitar perderlos por una infección o por tener que restaurar nuestro móvil. Google ofrece la posibilidad de guardar cierto volumen de datos de forma gratuita, pero es posible que algunos usuarios requieran de una mayor capacidad.

Si bien aún se pueden encontrar algunas amenazas en tiendas oficiales como Google Play, la situación ha mejorado respecto a hace algunos años. Por ese motivo, siempre se recomienda descargar apps desde tiendas y webs legítimas, evitando realizar esas descargas en webs desconocidas o con poca reputación.

En este artículo hemos explicado las tácticas más frecuentes usadas por los delincuentes para comprometer nuestros dispositivos, por lo que conocerlas e informarse periódicamente acerca del uso de nuevas tácticas o campañas lanzadas por los criminales nos puede ayudar a estar prevenidos. Por supuesto, una solución de seguridad nos ayudará también a proteger nuestros dispositivos, y teniendo en cuenta que la mayoría cuentan con versiones gratuitas, no tenemos excusas para no instalarlas.

Conclusión

Como acabamos de ver, el malware en dispositivos móviles está cada vez más presente y hemos de adoptar las medidas necesarias para no caer en sus redes. La gran mayoría de nosotros puede protegerse siguiendo unos sencillos pasos, por lo que ya no hay excusas para no hacerlo.

Fuente Protegerse: Cómo saber si tu móvil ha sido infectado por malware y maneras de solucionarlo – Protegerse. Blog del laboratorio de Ontinet.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.