Qué hacer si un correo puede tener virus

Qué hacer si llega un e-mail con virus

Los piratas informáticos pueden tener diferentes vías para intentar colar malware y comprometer la seguridad de los usuarios. Sin duda el e-mail es uno de los métodos que más utilizan. Es muy fácil de llegar a la víctima, ya que simplemente tienen que enviar un correo y adjuntar ahí archivos maliciosos o meter enlaces que lleven a sitios peligrosos. Es cierto que hay filtros y los proveedores de correo pueden detectarlos, pero esto no siempre ocurre y pueden llegar correos peligrosos a la bandeja. ¿Qué debes hacer si crees que un e-mail que has recibido tiene virus? ¿Qué hacer si ya es demasiado tarde y lo has abierto o has bajado algún archivo? De ello hablamos en este artículo.

Qué pasa si un correo tiene virus

Seguro que en alguna ocasión te has encontrado con un e-mail que has recibido y crees que puede tener virus. Si esto es así, si realmente contiene malware, puedes tener problemas importantes de seguridad. Podrías ver que tus datos personales se ven comprometidos y el sistema comience a funcionar mal.

Lo primero es que debes saber que los virus por correo pueden llegar de diferentes formas. Una de las más evidentes es que simplemente el atacante adjunte un archivo peligroso. Por ejemplo puede ser una fotografía, un documento de Word, una carpeta ZIP, etc. Una vez descargues ese archivo se ejecutaría el malware y comenzaría el problema. Pero también puede ocurrir que ese virus llegue por un e-mail a través de un link y que lo abras y automáticamente se inicie la descarga.

En caso de que bajes un virus por e-mail, podría tratarse de un software malicioso diseñado para robar tus datos personales. Podría recopilar información de tu sistema y enviarlo a un servidor controlado por el atacante. Es un método bastante común para el robo de información personal.

También podrían servir para robar contraseñas. Un tipo de malware puede ser un keylogger, que va a registrar todas las pulsaciones de teclas. Esto va a hacer que todas tus claves de acceso puedan quedar expuestas. Un problema que sin duda afectará a tu privacidad en la red.

Por tanto, como puedes ver en caso de que un correo que te llegue tenga virus, puedes ver que tu seguridad y privacidad se ven comprometidas seriamente. Dependerá de qué tipo de software malicioso sea y cuál es el objetivo de los piratas informáticos que lo han enviado. Podríamos estar también ante ransomware, spyware, etc.

Consejos en caso de sospechas

Ahora bien, ¿qué debes hacer en caso de que tengas sospechas? Vamos a dar una serie de pautas que deberías tener en cuenta si crees que ese e-mail que has recibido puede tener virus. El objetivo es evitar que llegue a afectar a tu seguridad y ponga en riesgo tus datos personales.

Nunca bajar archivos

Algo básico que no debes hacer es bajar cualquier archivo adjunto que haya en ese e-mail que sospeches que puede tener virus. Eso podría desencadenar el ataque real y justo ahí empezar a poner en riesgo real tus datos personales. Por tanto, evita descargar cualquier documento adjunto en caso de que tengas la mínima duda.

Esto también aplica a cualquier enlace que pueda tener. No deberías abrirlos y mucho menos iniciar sesión a través de links que contenga y que puedan ser una estafa. Tal vez estés ante un ataque Phishing, que básicamente es una página web que simula ser verdadera pero en cuanto inicias sesión los datos van a parar al control de los atacantes.

Peligro con el correo electrónico

No interactuar con ese e-mail

Otro punto a tener en cuenta es que no debes interactuar con ese e-mail que has recibido. Puede que el objetivo del atacante sea recopilar tus datos personales, saber que realmente detrás de esa dirección hay un usuario activo y, posteriormente, incluirte en una lista de Spam o enviarte algún ataque personalizado.

Por tanto, si recibes un correo sospechoso, que pueda tener virus o enlaces peligrosos, nunca debes interactuar. No debes enviar ningún correo de respuesta, ni rellenar ningún hipotético formulario donde te soliciten datos personales por cualquier motivo que pueda indicar en ese mensaje.

Analizar enlaces del correo

Una vez has seguido estos dos primeros pasos y no has descargado ningún archivo ni has interactuado con el e-mail, lo siguiente que debes hacer es analizar los links que tenga ese correo. De esta forma sabrás si realmente esas direcciones pueden contener algún malware o pueden ser seguras.

Hay diferentes herramientas que puedes usar online. Una de las más populares es VirusTotal. También puedes probar otras como Sucuri o URLVoid. Lo que vas a hacer en estas páginas es pegar la URL del enlace que has recibido y te indicarán si se trata de un posible virus o amenaza. En caso de que detecte algo extraño, lo más importante es que elimines lo antes posible ese correo y por supuesto que no abras ese enlace malicioso.

Buscar información

Si sigues con dudas y no sabes si realmente puede tratarse de una estafa y ese correo tiene virus o no, lo siguiente a realizar es buscar información en Internet. Puedes pones la dirección en Google y ver si otros usuarios han comentado algo en relación a esa dirección y que pueda confirmar o no tus sospechas.

También puedes buscar información en relación a lo que aparece en ese e-mail. Además, si por ejemplo se trata de una supuesta empresa legítima o servicio online que utilices, siempre puedes contactar con ellos para que te informen de si realmente han sido ellos los que han enviado ese correo o se trata de una suplantación.

Cómo actuar si has abierto un e-mail con malware

Tal vez hayas llegado tarde y has cometido algún error con un correo que sabes que tiene virus o sospechas que puede tenerlo. Incluso puede que hayas bajado algún archivo malicioso y ya haya infectado tu equipo. ¿Qué debes hacer en estos casos? Vamos a explicar los pasos que deberías dar para minimizar el daño lo máximo posible.

Borrar cualquier archivo bajado

Lo primero es eliminar cualquier archivo que hayas descargado de ese e-mail. Por ejemplo si has bajado un documento de texto, una imagen, un archivo ZIP… Cualquier cosa que creas que puede ser realmente un software malicioso o a partir de lo cual tu equipo ha empezado a funcionar mal.

Esto no siempre va a solucionar el problema, lógicamente, pero al menos vas a tener una opción de que no llegue a afectar a tu seguridad. Puede que ese archivo tengas que abrirlo para que ejecute la carga útil y si lo eliminas no va a llegar a afectar en ningún momento a tu sistema.

Analizar el sistema

Lo que siguiente que deberías hacer es analizar el equipo en busca de virus y de cualquier amenaza que pueda haber. Para ello debes hacer uso de un buen antivirus. Por ejemplo puedes utilizar el propio Windows Defender, que viene con los sistemas de Microsoft, pero también encontrarás otras opciones disponibles, tanto gratuitas como de pago.

Al hacer un escaneo completo del equipo podrás ver si tienes alguna amenaza. Tal vez haya entrado algún malware a través de ese correo que podría tener virus o tal vez incluso tuvieras algún archivo malicioso previamente. Sea cual sea tu caso, de esta forma podrás revisar que todo está en orden y borrar cualquier tipo de software malicioso.

Medidas de seguridad de Windows

Comprobar que tienes el equipo actualizado

¿Tienes el equipo actualizado correctamente? Esto es importante y es algo que debes revisar, especialmente cuando tienes sospechas de que has podido ser víctima de algún ataque cibernético o has podido bajar algún archivo que pueda ser un peligro para la seguridad y privacidad. Hay muchas vulnerabilidades que pueden ser explotadas por los piratas informáticos y se solucionan a través de actualizaciones y parches.

En el caso de Windows, tienes que ir a Inicio, entras en Configuración y vas a Windows Update. Allí te aparecerán posibles nuevas versiones que vas a poder actualizar. Debes asegurarte de que no hay archivos pendientes y de que tienes todas las novedades instaladas. De esta forma podrás lograr un rendimiento mayor, pero también evitar problemas de seguridad.

Desconectar otros dispositivos

Otro paso que debes dar es desconectar cualquier dispositivo que puedas tener conectado al equipo donde has abierto ese correo sospechoso. Por ejemplo si tienes conectado un pendrive o un disco duro externo, deberías desconectarlos. Lo mismo si tienes cualquier otro dispositivo vinculado.

Esto va a permitir que cortes la cadena y que el posible malware no afecte a otros dispositivos. Es importante reducir al máximo el riesgo y limitar todo lo posible el impacto que pueda tener sobre tus datos personales y los archivos que puedas tener guardados en otros equipos informáticos.

En definitiva, como has podido ver el hecho de recibir un correo con malware puede ser un peligro importante. Puedes poner en riesgo tu privacidad y seguridad si descargas un archivo o abres un enlace que te ha llegado. Es importante que tomes medidas lo antes posible y evites que el problema vaya a más.

Fuente: https://www.redeszone.net/reportajes/listas/mejores-tarjetas-wifi/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.