Los ciberdelincuentes apuntan a los adultos mayores: consejos para no caer en una estafa online

El robo de datos de tarjetas de crédito en mayores a 50 años es una de las modalidades que más se repite.

La llegada de la pandemia provocó un aumento exponencial en las compras online y los pagos digitales. La contracara, claro, fue la suba en la cantidad de ciberdelitos y otras estafas online.

El último informe de Uso de Dinero Electrónico de la Red Link señaló que si bien hubo una baja contra el récord anotado en diciembre último, tanto en cantidad de usuarios (38,4 millones) como en cantidad de transacciones registrados en julio 2020 (casi 570 millones), indica que se trata de «fenómenos puntuales» y que «el uso del conjunto de los canales se incrementó 9,1% en comparación con un año antes, aún sin crisis sanitaria».

Sin embargo, el fraude y las estafas en cuentas bancarias, como el robo de claves de acceso a homebanking o de datos de tarjetas de crédito, fue uno de los delitos que más creció el año pasado al pasar de 22 casos denunciados en 2019 a 641 en 2020.

Estas cifras representa un incremento de casi el 3.000% tras el vuelco masivo de usuarios a canales digitales durante la pandemia, según datos de la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelincuencia (UFECI).

El robo de datos de tarjetas de crédito en personas mayores a 50 años fue uno de los delitos que más creció el año pasado.

El robo de datos de tarjetas de crédito en personas mayores a 50 años fue uno de los delitos que más creció el año pasado.

En Estados Unidos, por ejemplo, las personas mayores de 50 años sufrieron un duro golpe a causa de los delitos cibernéticos el año pasado.

Los más de $1,800 millones en pérdidas por fraude cibernético reportados por hombres y mujeres mayores de 50 años representan un 27% de aumento en comparación con el año anterior, según el reporte del FBI sobre delitos cibernéticos del 2020.

Las ciberestafas, en alza.

Las ciberestafas, en alza.

Las estafas pueden tener diferentes formas, pero en todos los casos, se tratan de estrategias con las que los delincuentes atraen la atención de usuarios de dinero digital para hacerse de datos personales y robarles dinero, hacer consumos con sus tarjetas o pedir préstamos de rápido otorgamiento.

En este contexto, los especialistas en seguridad informática VU, compañía de ciberseguridad enfocada en prevención de fraude y protección de la identidad, recomiendan a los adultos mayores estar muy pendiente de situaciones atípicas y saber responder a tiempo para evitar caer en la trampa, ya que son más vulnerables a este tipo de engaños.

Ciberconsejos para adultos mayores

● Comprar a través de sitios oficiales o tiendas online de reconocidos negocios comerciales.

● Realizar la compra a través de una conexión segura y tratar de evitar las redes de WiFi públicas y las conexiones abiertas de bares o restaurantes, por ejemplo.

● Acceder al sitio de interés desde un buscador o tipeando la URL.

● Evitar comprar a través de links que lleguen en SMS, redes sociales, WhatsApp o por mail.

● Evitar ingresar los datos de la tarjeta dos veces, ante fallas en el pago, hasta no estar seguros de que no se haya realizado un cargo en la tarjeta.

● Reconocer que los procesos de pagos pueden demorar hasta un minuto; durante ese tiempo no darle “refrescar” al navegador.

● Evitar entregar los datos completos de la tarjeta a desconocidos.

● Desconfiar de los precios demasiado bajos y comprobar la posibilidad de devolución, ya que la existencia de esta política es una señal de confianza. En caso contrario, no es aconsejable realizar la compra.

Enlace a la noticia: https://www.clarin.com/tecnologia/ciberdelincuentes-apuntan-adultos-mayores-consejos-caer-estafa-online_0_hNSrU0Dqu.html

Cómo proteger los datos si te roban o se extravía tu teléfono móvil

robo de teléfonos móviles

Estamos en pleno verano en el hemisferio norte y probablemente hayas comenzado o estés a punto de iniciar un merecido descanso vacacional. También es probable que no puedas librarte de cargar con el smartphone u otros dispositivos electrónicos por motivos profesionales o simplemente para mantenerte conectado o por ocio.

Conviene desconectar todo lo que se pueda, pero si no es posible, debes saber que el robo de teléfonos móviles está a la orden del día y se cuentan por millones los hurtos o extravíos que se producen año tras año. Un smartphone es un objetivo codiciado por su alto precio y posibilidades de venta (entero o por piezas), mientras que su pequeño tamaño, el tránsito vacacional por aglomeraciones de gente y seguramente la relajación del usuario facilita su sustracción.

Y es un problemón más allá del coste por la pérdida de un tipo de hardware que de gama media para arriba no suele ser especialmente económico. Que terceros puedan acceder a nuestros datos profesionales, financieros o personales puede tener un coste incalculable, además de dejarnos ‘vendidos’ si acceden a nuestras contraseñas y servicios que confían en seguridad tipo la de doble autenticación que se gestiona en los smartphones.

robo de teléfonos móviles

Protegerse previamente

Además de las medidas generales que debemos adoptar como prevención contra la pérdida de cualquier dispositivo electrónico y las medidas básicas contra robos especialmente al circular por aeropuertos, estaciones de tren, restaurantes, hoteles y en general zonas públicas llenas de gente por las que circulamos estos días, los smartphones merecen una protección especial por si ocurre lo peor, entre otros:

  • Usar un código PIN para la tarjeta SIM.
  • Bloquear la pantalla con contraseña fuerte y sistemas biométricos como el sensor de huellas o el reconocimiento facial.
  • Usar un cifrado de disco completo para proteger la información.
  • Mantener copias de seguridad de todos los datos.
  • Proteger con contraseña las aplicaciones críticas.
  • Activar la función «Encontrar mi dispositivo».

Después del robo de teléfonos móviles (o extravío)

Si has seguido las indicaciones anteriores al menos la gestión para proteger los datos será más sencilla. Utiliza la función «Encontrar mi dispositivo en Android» o «Buscar mi» en iOS para identificar el teléfono como perdido y que la pantalla del dispositivo muestre un mensaje con el número de un amigo o familiar para que, en caso de que no se trate de un robo si no de un extravío y alguien honesto encuentra el dispositivo pueda ponerse en contacto contigo.

Si pasado un tiempo prudencial (o el que estimes necesario) no recuperas el dispositivo, borra remotamente toda la información del dispositivo y contacta con tu operador de servicios a Internet para bloquear la tarjeta SIM del terminal. Finalmente, tendrás que adquirir un nuevo terminal y restaurar los datos desde la copia de seguridad.

Adicionalmente, debes mantenerte alerta ya que los ladrones pueden utilizar la información de contacto para obtener datos aún más importantes como pueden ser las cuentas generales de acceso, ID de Google o Apple mediante técnicas de ingeniería social.

Cómo proteger los datos si te roban o se extravía tu teléfono móvil 30

En el peor de los supuestos

Si tienes constancia de que se trata de un robo y no has seguido las pausas anteriores de prevención en cuanto a bloqueo de la pantalla y resto tendrás que actuar muy rápido.

Bloquear la SIM e IMEI. Es la primera y principal acción a realizar. Llamar a tu operadora, explica la situación y bloquea la tarjeta SIM para evitar que usen las comunicaciones del terminal. En algunos países, además de bloquear la tarjeta SIM, puedes agregar el número de identificación del teléfono robado (IMEI) a la lista de bloqueo de la compañía telefónica.

Bloquea el smartphone. Desde un dispositivo seguro, ya que tendrás que introducir tu contraseña ID de Google o Apple, bloquea el terminal y considera la opción de borrado total de forma remota aunque ello te impida localizarlo definitivamente.

Advierte a tus familiares y amigos. Advierte a tus contactos de la situación y de la posibilidad de que reciban llamadas o mensajes de alguien que se haga pasar por tí con solicitudes de dinero o preguntas. Deben ignorarlos por completo.

Desvincula información financiera. Si tienes tarjetas de crédito/débito asociadas a servicios que uses en el móvil debes desvincularlas a la mayor brevedad. Se puede realizar desde «Encontrar mi dispositivo» en Android o iOS.

Contraseñas. El robo de teléfonos móviles sin cifrado y sin protección previa supone que terceros puedan conseguir tus contraseñas. Tendrás que cambiar la de todas las aplicaciones y servicios que uses en el smartphones para no llevarse violaciones de seguridad en el futuro.

Denuncia policial. Debes presentar denuncia ante los cuerpos de seguridad. No solo por la posibilidad de recuperar el móvil posteriormente, si no para salvaguardarte de cualquier acción que hayan podido realizar con él.

Finalmente, prudencia máxima para mantener a salvo de terceros nuestro smartphone en un periodo vacacional donde seguramente bajamos la guardia. Hoy es un dispositivo imprescindible que no solo usamos para comunicaciones y su pérdida es un inmenso dolor de cabeza más allá de la pérdida económica que supone.

Siempre tened en cuenta seguir unas pautas de seguridad como por ejemplo: de que dirección vienen los
correos electrónicos, de donde descargáis según que documentos o aplicaciones y por ultimo y mas importante
, utilizar el sentido común y estar alerta para evitar caer en cualquier ataque.

Enlace a la noticia: https://www.muycomputer.com/2021/07/06/robo-de-telefonos-moviles-datos/