Multas de la DGT sin pagar: un intento de fraude recurrente

Tráfico nunca notifica las sanciones por correo electrónico, pero las campañas de estafa son cíclicas y numerosas.

multa falsa dgt

Si en la bandeja de entrada del correo electrónico aparece un mensaje con las palabras multa y DGT, casi con seguridad es falso. Será mejor sospechar que asustarse, y en todo caso no se debe pinchar en ningún enlace: Tráfico nunca comunica las sanciones de ese modo.

Los mensajes que pretenden difundir software malicioso (y robar datos personales o bancarios) llegan casi a diario a los buzones de correo, según el Instituto Nacional de CiberSeguridad (INCIBE), y la Dirección General de Tráfico es uno de los ganchos habituales. 

Las campañas de fraude son cíclicas y masivas, y por lo común se basan en lo mismo: apariencia de realidad y amenaza. O invitación. En el correo salta un supuesto mensaje de la DGT –con el logo de Tráfico y el Ministerio del Interior–, en el que se anuncia a la víctima que tiene una multa pendiente de pagar o que su vehículo está inmovilizado, o ambas circunstancias a la vez, y se le anima a pinchar en un enlace para solucionar el asunto. 

Quienes envían estos mensajes se apoyan en varios pilares: las prisas, la distracción, la curiosidad y el miedo. Los usuarios pican por inercia. Para evitar el error (hacer clic y desencadenar la instalación de un virus u otros desastres similares), el INCIBE ofrece algunos trucos básicos.

Cómo detectar un correo falso

Como recomendaciones generales, el instituto de ciberseguridad recuerda a los usuarios, por ejemplo, que comprueben que el correo del remitente está bien escrito, tanto su nombre como el dominio (lo que aparece tras la @) y que en el cuerpo del mensaje no hay errores gramaticales o un tono o vocabulario que no corresponden con el esperado. También se debe sospechar de cualquier llamada a la acción, como descargar un archivo o introducir datos personales o hacer clic en un enlace. 

Enlace a la noticia: https://motor.elpais.com/actualidad/multas-de-la-dgt-sin-pagar-un-intento-de-fraude-recurrente/

Suplantación de Identidad de la DGT por supuesta infracción.

Si recibes una multa a través de un correo electrónico cuyo remitente parece ser la Dirección General de Tráfico (DGT), es el momento de que actives todas las alarmas. Este es el anzuelo que utilizan los delincuentes para consumar la última modalidad de estafa que se ha descubierto en nuestro país. El falso mensaje, para resultar creíble, contiene todo tipo de detalles sobre la supuesta infracción: el lugar donde fue cometida, la razón y el importe; e incluso cita la ley que supuestamente ha infringido el conductor.

Pero el elemento verdaderamente peligroso de la notificación es la fotografía, la prueba que demuestra que la infracción fue cometida por tu vehículo. Para acceder a ella tendrías que hacer click sobre un enlace o descargar un archivo. Con este último simple gesto, los timadores habrán logrado su objetivo, acceder a todas tus contraseñas y datos bancarios a través de un programa que logran instalar en tu ordenador.

La Guardia Civil ha comunicado que hay cientos de conductores que ya han recibido esta falsa multa a través del correo electrónico y que se trata de una modalidad de estafa conocida como phishing. Para evitar ser una víctima más, la Benemérita ha pedido a los ciudadanos que eliminen el mensaje y lo denuncien ante las autoridades.

Además, la Guardia Civil recuerda que nunca notifica las multas por correo electrónico sino por correo certificado. En cualquier caso, puedes consultar si has cometido alguna infracción entrando en la sede electrónica de la DGT.

*Fuente Información: La Verdad