Cómo proteger a tus hijos de los depredadores en línea

¿Qué puedes hacer tú, como padre, profesor u otro adulto interesado, para proteger a los niños contra los depredadores y la captación en línea?

Internet es una enorme fuente de información para todos nosotros, y naturalmente algunas personas utilizan esa información para el bien, y otras para el mal, como el «grooming» y el hostigamiento a los niños.

Gran parte de la información que se puede encontrar por ahí está lamentablemente anticuada. Del mismo modo, gran parte de la información sobre la protección de los niños contra los depredadores en línea es de otra época de Internet, antes de que los smartphones hiciesen que Internet, el GPS y las capacidades de audio / vídeo de alta definición estuvieran en nuestro bolsillo.

Al buscar estadísticas, lo que hemos encontrado (que no era de una época pasada) es que los depredadores en línea tienden a obtener mucha información de las redes sociales:

En el 82 % de los delitos sexuales en línea contra menores, el delincuente utilizó la red social de la víctima para obtener información sobre sus gustos y aversiones. *

El 65 % de los delincuentes sexuales en línea utilizaron las redes sociales de la víctima para obtener información sobre el hogar y el colegio de la víctima. *

Pero el medio concreto de obtener información es menos importante que el hecho de compartirla de forma prolífica, aunque en gran medida involuntaria, con desconocidos. Los depredadores pueden buscar a los niños que participan en comportamientos de búsqueda de atención como una forma de encontrar conexiones con otras personas. Lamentablemente, estos niños suelen ser los que tienen menos probabilidades de contar con un adulto preocupado al que acudir y los que tienen menos probabilidades de denunciar la captación. También es posible que estos niños objeto de la agresión no quieran denunciar el comportamiento, ya que simplemente se alegran del interés y pueden ser ingenuos en cuanto a su naturaleza.

Proteger a los niños en línea y fuera de línea

Los consejos para reducir el riesgo de que los niños se conviertan en víctimas se centran generalmente en la vigilancia y el control de su acceso a Internet de forma adecuada a su edad. Pero no todas las captaciones se realizan en línea, por lo que es necesario preparar a los niños para que identifiquen las señales. Para los padres, es esencial asegurarse de que sus hijos sepan desde una edad temprana cuál es la información apropiada para compartir con otros, incluso con personas que parecen ser amigos (ya que esto es lo que pretenden los depredadores).

Establece reglas sobre cuándo hacer lo siguiente:

  1. Enviar o publicar fotos
  2. Dar información de contacto o de identificación sobre ellos mismos o su familia 

Que los niños sepan que es mejor:

  1. Socializar en línea con niños solo si son amigos en la vida real
  2. Evitar las conversaciones personales con extraños en Internet, especialmente las que tengan que ver con el sexo, la violencia y las actividades ilegales

A medida que los niños más mayores se van haciendo miembros de las redes sociales, es posible que deseen conocer en persona a algunas de las personas que han conocido en Internet. Es importante que un padre o tutor acompañe al adolescente a cualquier primera reunión, para determinar si es segura y apropiada para su edad.

La idea de establecer reglas no es hacer que el niño tenga miedo de los extraños, sino inculcarle la capacidad de analizar la comunicación con un sano sentido de la precaución. Hay un dicho que es popular en el sector de la seguridad: «Confía, pero verifica». Esto significa no aceptar ciegamente las palabras de alguien al pie de la letra, sino hacer una investigación adicional para determinar si la comunicación es realmente digna de confianza.

La preocupación de los padres frente a la independencia

Entendemos que algunas de las normas pueden ser percibidas por los adolescentes como una limitación de su independencia. Sin embargo, una buena crianza (o tutoría) consiste en encontrar el equilibrio entre proporcionar a los niños las herramientas para que acaben convirtiéndose en adultos independientes y pasar con ellos el tiempo suficiente para que se sientan queridos y protegidos. 

Un padre puede tender a la sobreprotección cuando los niños son más pequeños y hasta que puedan entender e interiorizar las razones de las normas. Tanto los adolescentes como los adultos son objeto de engaños y estafas, por lo que aprender a evitarlos y a proteger su intimidad les será útil durante toda su vida. 

Establecer una buena relación y líneas de comunicación abiertas con los niños es quizás lo más importante que puedes hacer para protegerles de los depredadores. La ingeniería social se basa en crear un fuerte sentimiento de miedo o confianza. Cuando se habla de un tema tan importante es fundamental mantener una forma de comunicación no conflictiva con su hijo sobre el tema.

ESET Parental Control para Android te permite imponer límites al tiempo que tu hijo pasa en Internet y te permite ver lo que hace cuando navega. Los niños también pueden hablar con sus padres sobre qué sitios deben o no deben ser prohibidos y pedir permisos adicionales para acceder a determinados sitios o señalar comportamientos sospechosos que se hayan encontrado.

Si un niño se siente cómodo comentando sus experiencias con su padre o su madre, sin temor a ser castigado o juzgado, puede verificar si las comunicaciones en línea dudosas son estafas o intentos de captación. Es importante recordar que incluso si tus hijos responden positivamente a los depredadores en línea, siguen siendo las víctimas de la misma manera que cualquier persona que haya caído en una estafa es una víctima.

Fuente daffekidonline.com : https://saferkidsonline.eset.com/es/article/como-proteger-a-tus-hijos-de-los-depredadores-en-linea

Nuevo virus de suplantación de identidad y robo de datos.

En los últimos días se está expandiendo un nuevo virus a través de correos electrónicos, en los que se informa al usuario de que está citado por el Ministerio del Interior para un interrogatorio, o bien, se suplanta la identidad de Correos con la excusa de un paquete que no se te ha podido entregar.

La Policía Nacional, advierte de que no deben abrirse los correos electrónicos recibidos desde la dirección policia@gobierno.es o asesorjuridico@dian.gov.org, en el que se hace uso de un logotipo del Ministerio de Interior, se cita a un interrogatorio y cuando se abre infecta el ordenador de la víctima con virus.

En ambos casos, sobre todo en el primero, es más fácil que el virus capture datos personales y se haga con las claves de banca online, entre otra información.

«No te la juegues y corta la cadena, confía solo en fuentes oficiales», avisa la Policía, que ha sido alertada por varios usuarios.